Arbequina

Arbequina

Árbol de porte abierto, copa de densidad media y vigor bajo; con inflorescencias largas y un número medio de flores. Las hojas son cortas, elípticas, de anchura media y curvatura epinástica. El fruto es esférico y simétrico, de peso bajo; el diámetro transversal máximo está desplazado hacia la base, que está truncada. El ápice es redondo, sin pezón. Las lenticelas son pequeñas y escasas.

EI endocarpo es de peso bajo, forma ovoidal y simétrico. El diámetro transversal máximo está centrado y la base y el ápice son redondeadas, el mucrón puede estar ausente o ser muy pequeño. Su superticie es rugosa, con un número medio de surcos.

Esta variedad resiste bien los suelos salinos y el frío. La época de floración es media, con una productividad constante y elevada, con frutos ricos en aceite de gran calidad, siendo ese su destino. Se da en Cataluña, donde es la variedad más importante, y también en Aragón y Andalucía.

Otras denominaciones: Aberquí, Aberquín, Blancal.