El suelo ideal para los olivos

Suelo ideal para olivos
Campiña del Guadajoz en Castro del Río. Suelo Arenoso-Arcilloso // Fotografía de Gan Zhang


Como es bien sabido, el desarrollo de las distintas variedades de olivos depende de los tipos de suelo en los que se siembran. Para garantizar una buena cosecha es necesario que se elija bien la variedad de olivo atendiendo al tipo de suelo. Existe un suelo ideal para olivos, si te quedas te lo cuento.

Que tipo de suelo ideal necesita un olivo?

Existen diferentes suelos en los que se puede desarrollar un olivo. El suelo ideal para el olivo depende de la variedad de olivo. De este modo podemos encontrar diferentes tipos de suelo.

Como clasificar los tipos de suelo ideal para olivos:

Para clasificar las distintas clases de suelo apropiadas para el cultivo del olivar debemos atender a las propiedades físicas del mismo. Entre las más importantes está la textura, la profundidad y la aireación. En cuanto a las propiedades químicas encontramos diferentes tipos de suelo dependiendo de la salinidad, el pH, los nutrientes, y el historial del suelo.

Según propiedades físicas:

  • Textura: Se clasifican en tres tipos, Franco-arenoso, franco y franco-arcilloso.
  • Profundidad: Suelos de más de 1.2 metros de profundidad (aptos para el olivar) y suelos con menos de 0.8 de profundidad (suelos desfavorables para el olivo).
  • Aireación: Se clasifican en suelos con mala aireación (perjudiciales para el olivo) y suelos con buena aireación.

Según propiedades químicas:

  • Salinidad: La salinidad en suelo se mide mediante la Conductividad Eléctrica (CE) expresada en deciSiemens por metro [dS/m]. Existen 4 valores críticos que afectan a la producción del olivar. Los suelos con menos de 2.7 dS/m permiten una máxima producción. Los suelos con aproximadamente 3.8 mS/m reducen en un 10% la producción máxima. Los terrenos con 5.5 dS/m aproximados reducen un 25% la producción esperada para una variedad. Y por último los suelos con más de 8.4 dS/m reducen más del 50% la producción del olivar.
  • pH: el mejor pH del suelo para el olivo es el cercano a 7, conocidos como suelos neutros. Existen otros tipos de suelo dependiendo del pH como son los suelos ácidos cuyo pH es de 5.5 a 7, y los suelos básicos cuyo pH varía entre pH 7 y 8.5. Se deben evitar los suelos que se alejen de estos valores de pH.
  • Nutrientes: Los nutrientes básicos que necesita el olivo son el Nitrógeno, el Fósforo y el Potasio (NPK). Si el suelo es deficitario en alguno de ellos de clasifica al terrenos como deficitario en el elemento específico. Si hay una relación óptima y abundante entre ellos se clasifica a la tierra como suelo equilibrado. Por otro lado, si no es abundante se clasifica como suelo pobre. Los suelos conocidos como tóxicos para el olivo son aquellos que tienen más de 2 mg/kg de tierra en Sodio y Boro, y más de 200 mg/kg de Cloro o Calcio (suelo calizo).
  • Historial del cultivo: encontramos dos tipos, suelo inculto. Este no presenta riesgos biológicos para el olivar. Suelos precultivados. Dependiendo del tipo del cultivo anterior pueden existir fitopatógenos. Se desaconseja plantar olivos en suelos cultivados previamente con tomate, pimiento, berenjena, melón y algodón.

El suelo ideal para olivos

El mejor suelo para la plantación del olivar es aquel que cumple unos requisitos específicos. El mejor tipo de tierra para olivos es aquel que presenta una textura franca, una profundidad de más de 1.5 metros, una buena aireación, la salinidad por debajo de los 2.7 dS/m, un pH cercano a 7, un NPK abundante y equilibrado, baja toxicidad por Na, B o Cl, y un suelo cultivado previamente por cereales. Estas son las principales características para tener un suelo ideal para olivos.

Condiciones climáticas para el cultivo del olivo

Otro aspecto muy a tener en cuenta es la climatología de la zona. El clima afecta a las propiedades físico-químicas del suelo. Por ejemplo, abundantes lluvias pueden perjudicar la aireación del terreno. También pueden disminuir la profundidad del suelo por la subida del nivel freático. Las temperaturas afectan mucho a la producción. En este enlace puedes ver el historial climático de tu zona.

Mejor variedad de olivo según tipo de suelo

Cada variedad tiene unas peculiaridades que hacen de él óptimo para un determinado tipo de suelo. Como el terreno no lo puedes cambiar, elige bien la variedad a cultivar. Finalmente, las variedades de olivo recomendadas según el tipo de suelo son:

  • Picual: Suelos pobres y exceso de humedad.
  • Cornicabra: Suelos pobres y fríos.
  • Arbequina: terrenos poco calcáreos.
  • Empeltre: Suelos pobres con temperaturas extremas.
  • Hojiblanco: Suelos calizos.
  • Changlot Real: suelos con historial de cultivo con riesgos fitopatógenos.
  • Lechín: Tierras calizas y pobres.
  • Manzanilla: Suelos ácidos y poco calizos.
  • Gordal: Suelos pobres.
  • Galega: Suelos Arcillosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Viveros J. Criado.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a SERED que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.